Soporte y asesoramiento por teléfono en: 0034 91 266 1997
Calidad de la marca probada.Certificados y probados

Los electrodos correctos son fundamentales para la implementación de la terapia TENS en el tratamiento del dolor o en la electroestimulación de los músculos.

Normalmente, son los electrodos autoadhesivos en combinación con un dispositivo TENS o un estimulador muscular los más utilizados. Algo fácil de comprender, ya que la oferta de electrodos autoadhesivos es amplia y la flexibilidad en comparación con los electrodos permanentes es algo que no se puede negar.

¿Qué electrodos son los más idóneos para las diferentes zonas de aplicación?

Los electrodos pequeños, como los electrodos redondos de 32 mm de diámetro, son los más indicados para aplicaciones en zonas sensibles como el rostro. En este tipo de tratamientos normalmente se aplican intensidades de corriente relativamente bajas. Unos electrodos autoadhesivos de más tamaño, resultarían demasiado grandes y poco manejables en terapias de este tipo. Además, cubrirían una zona de tratamiento más grande de la deseada, por lo tanto, el resultado podría no ser el deseado.

Para el tratamiento en el rostro, la limpieza de la piel es fundamental. Los restos de crema, maquillaje o sudor son más que perjudiciales tanto para la estabilidad del electrodo, como para una buena transmisión de los impulsos eléctricos.

Por otro lado, los electrodos grandes, como los parches de 12x7 cm, son idóneos para aplicaciones en grandes superficies: muslos, espalda, abdomen o caderas. El tamaño de los electrodos ofrece al usuario una electroestimulación claramente más cómoda que los electrodos pequeños en estas áreas. Los electrodos pequeños pueden resultar algo incómodos en caso de intensidades de corriente elevadas. En este caso, los electrodos grandes cuentan con la ventaja de tener una superficie más grande, lo que a su vez asegura una mayor durabilidad, por lo tanto estos adhieren mejor y por más tiempo.

Nuestros electrodos estándar (50x50 mm) ofrecen un buen compromiso entre los electrodos pequeños y los grandes, pudiendo utilizarse prácticamente de forma universal.

 

Los electrodos especiales como los parches ultralargos (330x40 mm) están diseñados especialmente para aplicaciones a lo largo de la columna vertebral.

Prolongar la vida útil

Para prolongar la vida útil de sus electrodos, tenga en cuenta los siguientes puntos:

  1. Tenga en cuenta que los electrodos baratos solo resultan útiles durante un período de tiempo reducido.
  2. Limpie la piel antes de la aplicación TENS o EMS.
  3. Tras el tratamiento, coloque los electrodos de nuevo sobre la lámina de plástico.
  4. En caso de que la adherencia de los electrodos se reduzca, humedezca la superficie adherente con un poco de agua. Si lo prefiere, puede utilizar también nuestro  gel de contacto.
  5. Evite que las superficies adherentes de los electrodos entren en contacto entre sí.
  6. Conserve sus electrodos en un ambiente seco y evite temperaturas extremas.